Podología geriátrica

Podología Geriátrica

Prevención de complicaciones clínicas y mayor calidad de vida.
Las personas mayores necesitan una importante atención podológica como consecuencia de la vulnerabilidad que presentan al poder padecer otras enfermedades de riesgo como diabetes, insuficiencia venosa, sobrepeso, etc. Estas pueden facilitar la aparición de complicaciones clínicas en los pies (úlceras mal perforantes, sobreinfecciones en uñas por hongos o bacterias, amputaciones…) Además, el sistema musculoesquelético empeora y se pierde autonomía, factor que se asocia a un deterioro en el estado de ánimo. Es por ello por lo que las personas mayores han de ser atendidas con predisposición como método de prevención.
Anterior
Siguiente